El amor del revés

Autor: Luisgé Martín. Editorial: Anagrama. Páginas: 272

Máscaras

Cuando tenía unos 12 años un profesor  de historia nos dijo que el ser humano se comporta como un ser racional solamente cuando tiene cubiertas sus necesidades una cuarta más arriba del ombligo y también una cuarta más abajo.

En El amor del revés  Martín nos explica qué le ocurrió al tener que ir en contra de la sociedad para poder satisfacer sus necesidades de una cuarta más abajo del ombligo. Nos pone cara a cara con los demonios interiores que le acompañaron desde que en su adolescencia se sintió atraído por personas de su mismo sexo.

Nos sitúa en la España de los años 70 y 80 dónde la homosexualidad era una conducta socialmente reprobada y estigmatizada. Se trataba con verdadero escarnio a los que presentaban indicios de conducta homosexual, de tal manera que el autor los compara con apestados o cucarachas.

El libro está escrito con un lenguaje sumamente elegante y pulcro, que da muestras de un autor cultivado con un amplio bagaje cultural.  Y he aquí la paradoja que nos señala: Martín tiene multitud de amigos y ha triunfado a nivel profesional e intelectual, sin embargo la carencia que ha soportado a nivel íntimo le ha lastrado de tal manera que él se ha sentido casi toda su vida un apestado, un marginado sin remisión ni cura.

Porque el gran tema de El amor del revés no es la homosexualidad, sino las máscaras que nos ponemos de cara a los demás cuando nos sentimos diferentes a la mayoría y nos acecha el miedo al rechazo. Unas máscaras que pueden incrustarse tanto en nuestra piel que llega un momento en que no sabemos bien quienes somos.

Martín realiza una confesión valiente, una mirada hacia sí mismo sincera y necesaria para llegar a las heridas que se esconden tras las máscaras, aquellas que le han hecho sentirse una persona censurada, avergonzada, apartada y angustiada por el hecho de amar.

Nos narrará todas las etapas de su via crucis particular: la negación, el pacto de silencio, las terapias, la clandestinidad, el desenfreno  de los bares de ambiente, las ganas de tirarlo todo por la borda…

El relato sin paños calientes de las caídas en este calvario sirve para ver la grandeza de un ser humano que ha conseguido lo más importante: volver a levantarse una y otra vez.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *