La cena

Autor:  Herman Koch. Editorial: Salamandra. Páginas: 288.

Lucidez rompedora

Debo confesar que esta obra ha sido una de las que más me ha sorprendido últimamente. Al acabar de leerla me vino a la cabeza la frase del gran poeta Antonio Machado: “De diez cabezas, nueve embisten y una piensa”. La cena es un grito de alerta para que tomemos conciencia de que nueve embestidas son muchas.

Un par de hermanos quedan a cenar con sus respectivas parejas en un restaurante de cierto renombre. Una reunión familiar normal y corriente a simple vista, pero el devenir de la misma hará que se convierta en una  velada que sus protagonistas difícilmente podrán olvidar.

El autor tiene claro que cuando una persona se ve en situación de peligro saca el lobo que lleva dentro sin importar las consecuencias. Primero dispara y luego pregunta. Y esta conclusión se carga muchos de los principios de la civilización occidental que precisamente quieren evitar que prime la ley del más fuerte, que la sociedad sea una jungla.

Estamos ante una novela que inquieta y seduce por su dominio del tiempo y la acción.  Desde el primer momento el lector percibe que algo sucede más allá de lo que se está narrando y precisamente ese algo es lo que mayor peso tiene en el libro.

Koch es un maestro a la hora de narrar con lo que no se está contando, con lo que permanece oculto pero no por ello carente de existencia.

Otro de los grandes méritos que tiene es hacernos ver cómo variamos la línea que separa el bien del mal según quien esté implicado en la acción. Es decir, conductas que en abstracto calificaríamos de delictivas, inmorales o reprobables no lo serán tanto si las comente alguien de nuestro círculo más íntimo.

Además, el autor no se arredra a la hora de denunciar la hipocresía que muchas veces tiñe los actos y las convenciones  de la sociedad occidental. Ni tampoco en atizar bien fuerte a la figura de nuestros actuales gobernantes, meros robots fabricados de superficialidad en busca de votos.

Por tanto, estamos ante una obra que nos quiere despertar del borreguismo en el que muchas veces nos sumimos para no ver los problemas. Que va a señalar verdades incómodas que es necesario afrontar.

La cena busca retar y cuestionar, y lo consigue. Es una lectura que va a quedar  dentro de la cabeza del lector por mucho tiempo porque es lúcida, rompedora y poderosa.

2 thoughts on “La cena

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *